Habitantes del Cielo Bicentenario

Las tendencias celebratorias del bicentenario argentino fueron a menudo inesperadas en los registros de ONG INTERBIOESTRATEGIA I.B.E.

 

Este fue el caso de la Asociación Civil Vida animal de Reconquista en el Norte de la Provincia de Santa Fe.

 

En la mañana de ese 25 de mayo de 2010 fueron liberadas 176 aves nativas rescatadas pocos días antes del tráfico ilegal de animales.

 

Un símbolo quizás pequeño, acaso sorprendente y apócrifo pero insustituible para la noción de respeto por la vida.

pajaritos_1_reducc

HABITANTES DEL CIELO BICENTENARIO

El día 25 de mayo de 2010 la República Argentina cumplía 200 años de vida como nación libre y en todo su territorio las formas de festejarlo se diversificaron hasta lo inimaginable.

 

En el nordeste argentino una de estas historias pequeñas tuvo origen unos días antes cuando Alejandro Quiroz de “Vida Animal” recibió un llamado anónimo informando que un vehículo se dirigía a la ciudad de Firmat (sur de Santa Fe) con pájaros silvestres en su interior.

 

El contacto inmediato con Gendarmería Nacional seccional Avellaneda seguridad vial a cargo de Rubén Cornejo (provincia de Santa Fe) motivó un operativo que interceptó en el peaje de Reconquista un Renault 9 de color gris con 176 pájaros -161 cardenales (Paroaria coronata), 4 boyeros pico blanco (Cacicus solitarius), 1 virreina, 2 junchiviros (Cycalarhis gujanensis), 5 cabecitas negras (Carduelis magellanica), 3 domino (Sporophila collaris)-

 

Aplicando la ley de protección animal N° 22421 nacional y la provincial de Santa fe N° 4830 se expropió el cargamento ilegal y se lo dejó bajo la protección de la Asociación Civil Vida Animal de Reconquista.

 

 

 

Hace casi dos siglos a principios del año 1812 un admirado y algo rebelde prócer argentino el General Don Manuel Belgrano dio a la escarapela y a la bandera sus colores celeste y blanco en la ciudad de Rosario de la actual provincia de Santa Fe. Su inspiración fueron los cielos ilimitados de esa tierra y acaso no imaginaba que en ese concepto sacralizaba a sus habitantes alados.

 

Loa argentinos son un pueblo heterogéneo surgido de la tierra, viven de ella desde antes de que se comprendieran a si mismos como una nación, pero sus pensamientos como los del General Belgrano tienen los colores del cielo, del planeta tierra visto desde distancias enormes.

 

Una extraña parábola resonó callada en la vieja Provincia de Santa Fe cuando el 25 de mayo de 2010 un país entero cantaba su himno nacional.

 

En las proximidades de la ciudad de Reconquista a las 9:45 hs 176 pares de alas batían de nuevo el cielo cristalino al ser liberados por la Asociación Civil Vida Animal.

 

El General Belgrano soñó con la libertad de los pueblos de América y la imaginó tan ilimitada como el cielo de Santa Fe.

 

Sus compatriotas del siglo XXI permitieron que esos pagos azules y blancos mantuvieran la libertad innata a sus habitantes alados.

 

ONG INTERBIOESTRATEGIA I.B.E. entiende que esfuerzos como los de Vida Animal de Reconquista son algo más que un ejemplo de conciencia ambiental y expresan una forma de arraigo ilimitado a la tierra y al cielo que los sustenta.

 

Amar la tierra propia, a los seres que la comparten con nosotros y al cielo que nos cobija no es solo una preferencia, es el estado natural en que las naciones crecen saludables para perpetuarse y cuidar de nuestro mundo.

 

Los argentinos exclaman ¡Viva la Patria! cada 25 de mayo y sin entender el lenguaje de las aves quizás miran hacia arriba adonde la vista no distingue horizontes.

 

Lo que ven acaso los oriente a la idea de que patria para la especie humana es un planeta tan bello como frágil y que merece la ayuda de todos.

 

 

 

Redacción I.B.E.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Información Adicional