Educación Ambiental en Argentina

INTERBIOESTRATEGIA I.B.E.

CORRESPONSALÍA GENTILEZA DE

FUNDACIÓN ENLACES

www.fundacion-enlaces.org

NO se trata de MINERÍA vs EDUCACIÓN AMBIENTAL

En países “arrollados” como el nuestro, con muchas necesidades básicas por cubrir, cuesta muchísimo esfuerzo desarrollar, consensuar e implementar una Estrategia Nacional de Educación Ambiental (ENEA) como la que requieren estos tiempos de grandes cambios, con tantos pasivos ambientales, y tanta necesidad de cambiar muchos malos hábitos insustentables que el viejo modelo de desarrollo nos ha heredado. Hace muchos años que se realizan esfuerzos importantes, atravesando distintas gestiones de la Secretaría de Ambiente y desarrollo Sustentable de la Nación (SAyDS), para que en 2011 surja la Iniciativa de Educación Ambiental Argentina (IDEAAR), en el marco de la ENEA, que curiosamente logra un consenso histórico para que el Ministerio de Educación, el Consejo Federal del Medio Ambiente (COFEMA) y la SAyDS, trabajen juntos en este plan, consiguiendo un presupuesto de 7,9 millones de pesos. Las 350.000 impresiones (que hoy están varadas en un depósito) de los manuales “Ideas y propuestas para docentes” son sólo un eslabón de la IDEAAR, que también contempla una serie importante de capacitaciones en cascada para equipos regionales de formadores ambientales en cada provincia, que luego saldrían a realizar la tarea de multiplicación y seguimiento en cada escuela de su región. La IDEAAR también incluye la puesta en marcha de un campus virtual para consulta e interacción con otros docentes, incluyendo la vinculación en un foro con educadores de otros países de América del Sur. Sin duda este plan puede tener muchas cosas para ser mejorado, pero es lo único que se ha logrado como país en los últimos 20 años (tomando Rio’92 y la agenda 21 como inicio del compromiso nacional para esta tarea importante).

 

Consideramos que NO se justifica congelar tanto esfuerzo por diferencias semánticas con el contenido de 8 páginas del manual (pags 88 a 95) que explican correctamente (según luego se demuestra) “los riesgos” de la Minería y la sojización del campo. Son por demás evidentes las razones ocultas tras la intención de tapar el sol con las manos al pretender negar frases que se repiten en variada bibliografía: existe gran inquietud por la multiplicación de protestas sociales en contra de las actividades mineras y sojeras, y la respuesta fue “Secuestremos al Mensajero” (el manual). La actividad minera es una vieja actividad industrial que todavía no se ha adecuado a los estándares ambientales que requieren los conocimientos actuales sobre los impactos de estas actividades industriales, con múltiples casos de gran contaminación en todo el mundo, que en sus balances económicos NO tienen en cuenta los costos de aseguramiento de las capacidades del ambiente, y no tienen margen para hacerlo.

Paradójicamente este mismo Manual, en la página 141 de la versión secundaria dice textualmente: “El concepto de conflicto debe ser un eje fundamental de la Educación Ambiental. Es decir, no únicamente las problemáticas ambientales son el contenido de esta educación, sino los conflictos de intereses en ellas presentes. Esta tarea puede resultar útil para comenzar a pensar, tal vez, en formas no violentas de resolverlos...” …

La primera víctima en estos casos es siempre “la verdad”, y se hace muy evidente que hay muchos más “elementos sobre la mesa de las decisiones” de los que conocemos…

Solo esperemos que los planes Nacionales de Educación Ambiental puedan “salir del freezer”, ya que su necesidad supera ampliamente la órbita de la minería y el monocultivo transgénico, siendo urgente para actuar tratando de modificar nuestra relación con el ambiente para morigerar problemáticas acuciantes como el cambio climático, el impacto de los RSU, la creciente escases de recursos, etc, etc… Este manual “Ideas y Propuestas para docentes” está destinado a todo el Sistema Educativo Nacional y tiene por objetivo “promover valores, comportamientos y actitudes que sean acordes con un ambiente equilibrado”. Ciertamente se hace evidente al leer el manual que no pretende montarse en contra de ninguna actividad.

A continuación repasamos brevemente lo ocurrido, para luego agregar algunos elementos a la discusión y análisis de la situación:

BREVE REPASO DE LOS ACONTECIMIENTOS:

En Abril de 2011 El Ministro de Educación Alberto Sileoni, y el Secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Juan J Mussi hicieron el lanzamiento de la IDEAAR presentando los manuales “Ideas y propuestas para docentes”, para iniciar luego la distribución de los 350.000 ejemplares impresos.

En Agosto de 2011, J.L.Gioja, gobernador de San Juan les envía sendas cartas protocolares al Ministro A. Sileoni y al Secretario J.J. Mussi mostrando su profunda preocupación por “aseveraciones Exageradas y Temerarias” que estos manuales realizan al referirse a los riesgos de la actividad Minera, agregando “generaliza y asegura que los contenidos no son ciertos, confunden y desinforman al educando, predisponiéndolo en contra de tan imprescindible y noble actividad”. Agrega Gioja que “En provincias como la nuestra, donde más del 80% del territorio son montañas (…), esta actividad es de vital estrategia para el desarrollo de una mejor calidad de vida de la población”, concluye el gobernador. Luego refutaremos estos comentarios.

En Septiembre el Ministro A. Sileoni le responde al Gobernador J.L. Gioja manifestando que “la idea de los manuales no era de obstaculizar las gestiones de ningún gobernador”, y dio las instrucciones para conformar una comisión multilateral, para producir materiales complementarios, que incluyan “otras valoraciones positivas sobre actividades mineras y agrícolas”. El Ministerio de Educación habilitó a las provincias para generar sus propios documentos educativos, para compensar lo difundido, y así ya lo están haciendo las provincias mineras…

Aparecen también haciendo declaraciones a los medios los representantes de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) y la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (AAPRESID) que agrupa a los productores sojeros, reclamando por estas mismas 8 páginas del manual, ya con expresiones más fuertes y descalificantes.

El 13 de Noviembre se publica el caso en el suplemento Zona del diario Clarín, donde el periodista Pablo Calvo explica con detalles estas controversias.

El 16 de Noviembre se levanta el hipervínculo de la página de la SAyDS (ambiente.gob.ar) donde se podían ver y bajar estos manuales, y no hubo desde entonces comunicaciones oficiales de funcionarios involucrados.

En Diciembre el coordinador Nacional de Educación Ambiental, Guillermo Priotto presentó su renuncia al cargo sin dar declaraciones, aunque no se sabe aun si esta ha sido aceptada.

En enero de 2012 la interrupción por parte de la comunidad local y ONGs del acceso al cerro FAMATINA en La Rioja, reabre la discusión sobre el tema Minero, y obliga en estos momentos a los gobiernos Nacionales y Provinciales a revisar la estrategia de desarrollo económico basada en la Mega explotación Minera a cielo abierto…

CONTENIDOS CONTROVERSIALES DEL MANUAL:

En el capítulo en el que se describen los impactos ambientales de actividades humanas se hace un recorrido sobre las problemáticas del Cambio Climático, Pérdida de Biodiversidad, adelgazamiento de la capa de Ozono, escasez de agua, desertificación, Residuos Sólidos, contaminación de cuencas, e impactos de distintas actividades, y es en este marco, desde la pag. 88 a la 95 según la versión del manual (puede bajar los manuales desde AQUÍ), que dice textualmente las siguientes frases que generaron el conflicto:

“La minería implica la explotación de un recurso no renovable mediante procedimientos destructivos o contaminantes”, el manual explica que se utilizan “productos químicos peligrosos en las distintas fases de procesamiento de los metales, como cianuro, ácidos concentrados y compuestos alcalinos” y que “luego de procesada la roca, quedan restos de cianuro residual y otros derivados que son muy tóxicos y muy perdurables en el tiempo, que pueden contaminar el agua superficial y la subterránea, incluso tiempo después de haberse cerrado la mina” . Luego se refiere a los impactos de la Minería, dice que:

 

En la flora y fauna: “Deforestación de los suelos con la consiguiente eliminación de la vegetación (esto es más grave en los casos de mineras a cielo abierto y en las megaminerías). La deforestación no sólo afecta el hábitat de cientos de especies endémicas, sino el mantenimiento de un flujo constante de agua desde los bosques hacia los demás ecosistemas y centros urbanos. Causa una rápida y fluida escorrentía de las aguas provenientes de las precipitaciones, agravando las crecidas en los períodos de lluvia…”

 

En el suelo: ”Importantes modificaciones del relieve por excavación, desgaste de la superficie por erosión, generación de montones de residuos de roca sin valor económico que suelen formar enormes montañas”.

 

En el agua: ”Alto consumo de agua que, generalmente, reduce la napa freática del lugar (agua subterránea), llegando a secar pozos de agua y manantiales. El agua suele terminar contaminada por el drenaje ácido de las minas. En la minería por lixiviación, contaminación del agua por movilización de metales y los productos químicos utilizados para disolver (lixiviar) los metales en cuestión del mineral que los contiene (por ejemplo ácido sulfúrico en el caso del cobre o una solución de cianuro y sodio en el caso del oro).” Nosotros agregamos el comentario de que es en esas zonas de montañas donde se van empezando a cargar los acuíferos subterráneos que luego en valles y llanuras se explota por bombeo brindandonos agua, mucho tiempo después… No debería realizarse acopio y tratamientos con productos peligrosos sin impermeabilizar el suelo…

 

En el aire: “La contaminación del aire puede producirse por el polvo que genera la actividad minera, que constituye una causa grave de enfermedad, trastornos respiratorios de las personas y asfixia de plantas y árboles. También por emanaciones de gases y vapores tóxicos (producción de dióxido de azufre por tratamiento de los metales, y de dióxido de carbono y metano)”.

 

ANÁLISIS Y COMENTARIOS:

Empecemos por analizar el texto controversial:

Ciertamente la expresión “destructivo” hace una correcta descripción del proceso Minero. Si tomamos la descripción del proceso de la propia página de la gobernación de San Juan, (ver aquí) donde dice que “El proceso consiste en una operación a cielo abierto estándar de perforación, voladura y carguío”, la voladura se hace dinamitando, que es un Método Destructivo en si mismo. Agreguemos que luego de la explotación desaparecen cerros completos, y quedan cráteres de dimensiones meteóricas, y nuevas montañas inestables de escombros… Tomando como referencia, La Mina de Oro “El Veladero” en la propia provincia de San Juan, en 2010 produjo 31,8 ton de Oro (1121412 onzas), para lo que tuvo que dinamitar o destruir 128.469.433 ton. del Cerro Pelado y consumir cerca de 2.000.000.000 de litros de Agua… Nadie que gobierne una provincia conociendo estos datos debería decir que la minería no es destructiva, a menos que sólo esté prestando atención a las regalías que les dejaron estas 31,8 ton de oro, que significaron $5.387.645.642 en exportaciones en 2010. Si bien esto es evidentemente mucho dinero para la provincia, los datos del gobierno de San Juan indican que la tasa de retorno de este proyecto sería del 14%, lo que daría muy poco margen para absorber los costos para contener las eventuales contingencias ambientales que habitualmente presenta esta actividad, que en realidad debieran contemplarse al diseñar el proyecto, y en cuyo caso podría resultar que no sea económicamente rentable la operación… (resaltamos entonces que: la renta de la operación Minera esconde costos ambientales no asumidos) . (lamentablemente el hipervínculo de los estudios de impactos ambientales de la página del gobierno de San Juan no contiene esa información).

Para evaluar la expresión “contaminante”, remitámonos a la descripción del proceso en la web del gobierno Sanjuanino, coincidente con la bibliografía, que indican que para extraer el Oro de la roca triturada se utilizan soluciones de ácido sulfúrico, y cianuros complejantes en cantidades muy importantes (la escala multiplica los riesgos de incidentes y accidentes), estas sustancias estan definidas como peligrosas por la Ley Nacional Nº24051 . Es curioso también que siendo tantas toneladas de descartes de lodos y escombros tratados para la extracción, y el excedente líquido que deja el tratamiento de lixiviación con acido Sulfúrico y cianuros, que califican indudablemente como residuos peligrosos s/ la Ley Nacional de Residuos Peligrosos Nº 24051 (corrientes Y33, Y34, Y18, Y24, Y29, Y31, Y48, etc., de los residuos peligrosos identificados en el Anexo I de esta ley.), las actividades mineras no estén completamente alcanzadas por esta ley, por amparo de otras leyes Provinciales o Nacionales (como el código de Minería, Ley 24.585, modificado en 1995), que le otorgan excepciones o son 2ambientalmente permisivos). Cualquier otra actividad industrial que genera corriente como éstas debe pagar fuertes tasas y cumplir con estándares ambientales que no se le exige a la Megaminería en Argentina.

 

No quisiéramos extendernos demasiado para mostrar que el resto de las definiciones cuestionadas del Manual son correctas, y nos remitiremos a una gran variedad de publicaciones y trabajos científicos de investigaciones diversas que presentamos adjuntas al final de este artículo, con la Bibliografía. Estamos a disposición para ampliar y brindar accesos a esas publicaciones.

A esta altura del conocimiento sobre los impactos de esta actividad, estas publicaciones NO deberían motivar ofensas, y menos aún , deseos de “atacar al cartero”, sino mas bien deberían provocar “reflexión y revisión” de los planes de desarrollo que se están implementando, por que preservar la salud del pueblo y del ambiente es una obligación prioritaria de los gobernantes, y deben preceder a los intereses de desarrollo económico insustentable.

Es evidente que el Gobierno Nacional se ha apoyado, entre otras, en la actividad Minera para motorizar la primer etapa de recuperación económica y desendeudamiento del Pais (la minería ha aumentado sus inversiones desde 2003 cerca de 5000% (cinco mil por ciento), en una etapa en la que el País estuvo en ruinas, y los resultados generales le dan la razón al gobierno. Sería muy importante para la calidad del desarrollo del país, que en esta nueva etapa de gobierno que se ha denominado de “sintonía fina”, el gobierno nacional y los provinciales utilicen una nueva ecuación de decisión, más moderna y actualizada, que además de los aspectos económicos, y sociales, contemple y pondere adecuadamente los costos de No hacer Educación ambiental masiva y sostenida, así como los costos aún no contemplados del “aseguramiento” de la capacidad de los ecosistemas de brindarnos productos y servicios, en donde se están realizando megaexplotaciones mineras (o de monocultivo), para garantizar que nuestros hijos puedan contar con un ambiente propicio para desarrollarse, tal como lo obliga el art. 41 de nuestra constitución Nacional.

Si bien son estrictamente correctas las apreciaciones de nuestra presidenta, Dra Cristina Fernández de Kirchner cuando dijo: “Para aquellos que por allí no están muy de acuerdo con la actividad minera, ¿qué hacemos?, ¿no producimos más autos, comemos con las manos, no tenemos cubiertos? … ¿qué haríamos sin el cobre, cómo podríamos hacer los cables y conducir la electricidad si no tuviéramos cobre?” … Estos dichos pueden tener diferentes lecturas e interpretaciones: pueden querer insinuar la aprobación automática de los proyectos Mineros que se presenten, o puede interpretarse que hay asumir una responsabilidad mayor de profundizar el análisis y la discusión, dándoles mucha más intervención a los analistas de riesgos ambientales para que contemos con la información adecuada para decidir, garantizando la provisión de los minerales esenciales, sin comprometer la salud del ambiente y la población Argentina. También quisiéramos agregar otra observación al comentario de nuestra Presidente, y es que ciertamente debemos diferenciar la explotación del Cobre, el Hierro y otros metales básicos para la producción de artículos de consumo masivo , de la explotación de elementos como el oro, que no forman parte de ningún artículo de consumo masivo de necesidad básica, que además tienen leyes de corte bajísimas (0,5 gramos por cada tonelada de piedra triturada) que además son químicamente más difíciles de extraer, y más contaminantes al ser tratados. Si algunas explotaciones Mineras siguen resultando un buen negocio, luego de contemplar los costos ambientales, ciertamente podríamos promover el desarrollo de emprendimientos nacionales que dejen esa renta en el país, y genere mejores empleos de los que hoy nos deja la Minería.

Para cerrar tomaremos las palabras del Secretario de Ambiente y desarrollo sustentable de la Nación Dr J.J. Mussi publicadas por agencia Telam, esperando sea escuchado en el seno de su gobierno cuando dice : “tanto la minería como el resto de las actividades productivas que se desarrollan en el territorio nacional, ya sean industriales, agrarias, ganaderas, pesqueras o de servicios, “deben desenvolverse en el marco de regulaciones y planes de sustentabilidad que garanticen el cuidado del ambiente y la provisión de recursos para las generaciones futuras sin que ésto signifique demonizarlas“. “La concientización e información alrededor de la actividad minera deberá conducirnos a planes de gestión que aseguren no sólo la protección ambiental sino también el desarrollo de las regiones que cuentan con recursos de esta naturaleza”, declaró Mussi. Puede ser cierto que si las mineras usan las tecnologías adecuadas y suficientes con eficiencia, contemplando todos los resguardos para el aseguramiento del ambiente, sea deseable que operen, atendiendo los aspectos económicos y laborales asociados, pero con tantos antecedentes de malas praxis, la sociedad le exige muchas más garantías al gobierno y las empresas para continuar confiando.

 

Todos queremos el desarrollo económico del país y nuestra gente, pero No a cualquier precio, ni declarando zonas de sacrificio en confines alejados de nuestro país, para desarrollar ciudades lejanas. Y nos parece caprichoso que la IDEAAR, y con ella todo el pueblo argentino, estemos pagando el costo de estas discusiones.

Acá estamos perdiendo todos los Argentinos!!! y mucho!!!… los únicos que ganan son las empresas trasnacionales, que siguen amasando fortunas mientras amortizan sus viejas megamaquinarias mineras, y que se irán rápidamente y sin dudarlo en cuanto dejemos de ser un buen negocio.

 

Desde nuestra pequeña Fundación asumimos el compromiso de estar atentos, participar opinando profesionalmente y de buena fe, evitando caer en las antinomias extremas que se proponen frecuentemente desde sectores de la sociedad que pujan por poder defendiendo intereses diversos, manteniendo nuestra autonomía de pensamiento, y actuando en todo lo que esté a nuestro alcance para propender al desarrollo sustentable y a una armonía social y ambiental, y lanzamos la propuesta a toda la comunidad de Argentinos y Latinoamericanos a sumarse y formar parte de las soluciones a tantos problemas comunes, promoviendo el debate y los consensos para mejorar la calidad de nuestro desarrollo común, aprovechando los conflictos como oportunidades de mejora.

FUNDACION ENLACES PARA EL DESARROLLO SUSTENTABLE

www.fundacion-enlaces.org

BIBLIOGRAFÍA

Geo Argentina 2004: Perspectivas del Medioambiente en Argentina – SAyDS/PNUMA. 312 pp., Buenos Aires, Arg. (http://www.ambiente.gov.ar/archivos/web/GEO/File/Geo_Argentina_2004.pdf )

Geo4 Mundial 2004: Perspectivas del Medioambiente Mundial – PNUMA. (http://www.unep.org/geo/GEO4/report/GEO-4_Report_Full_ES.pdf )

Informe Planeta Vivo 2008. World Wildlife Found – Global Footprint Network – ZSL

Informe Planeta Vivo 2010. World Wildlife Found – Global Footprint Network – ZSL (http://awsassets.wwf.es/downloads/infoplanetavivo2010.pdf )

Morello, J y Mateucci, S. Singularidades territoriales y problemáticas ambientales de un país asimétrico y terminal- Rev. Realidad Económica. 2000. Buenos Aires, Argentina

Sistema de Indicadores de Desarrollo Sostenible. Cuarta Ed. (2009) SAyDS, Argentina.

Breiting, S. 1997,Hacia un nuevo concepto de Educación Ambiental. Carpeta informativa del CENEAM. Madrid, Ministerio de Medio Ambiente

Análisis sistémico de la agriculturización en la pampa húmeda argentina y sus consecuencias en las regiones extra pampeanas – CEPAL – Serie

 

Información Adicional