Jardin Botánico

INTERBIOESTRATEGIA I.B.E.

CORRESPONSALÍA GENTILEZA DE

CANAL AZUL NOTICIAS,VENEZUELA

El abandono acaso fuera siempre un parámetro de retroceso, pero esto no fue lo que sucedió con el Jardín Botánico de Maracaibo en el occidente venezolano.

 

Esta reserva forestal que apenas supera los dos kilómetros cuadrados demostró una capacidad regenerativa única ante la ausencia humana.

 

Con solo doce años cerrado, sorprendió al ser descripto en sus reducidos límites una especie de marsupial que se creía extinto en la región y con una población que supera los 3000 árboles la biodiversidad botánica ronda las 1280 especies.

 

Estas cifras y hallazgos solían ser la regla en el trópico de las Américas, pero se volvieron infrecuentes desde las últimas décadas del siglo XX. Actualmente se discute los inconvenientes de abrirlo nuevamente al público general que sin duda alteraría su patrimonio natural.

 

INTERBIOESTRATEGIA I.B.E. recuerda que en este tipo de decisiones suele yacer la clave en los conflictos desarrollo humano-medioambiente y que resulta dificultoso hallar respuestas sabias.

 

Sin arriesgar consejos (pues aun pronunciados entre sabios estos son de dudosa aplicación) la ONG apuesta a que el equilibrio se encuentra en la educación ambiental de toda la población, que debe instruirse para disfrutar de sus recursos naturales sin comprometerlos.

 

Sin más opiniones, sugerimos a los lectores de redacción I.B.E. la lectura y reflexión de esta noticia.

Araguaney_jardin_botnico_1

Araguaney

Jardín Botánico de Maracaibo, un bosque moribundo al occidente de Venezuela

Ubicado al suroeste de la ciudad de Maracaibo, colindando con la Base Aéra Rafael Urdaneta y el Aeropuerto Internacional La Chinita, se encuentra el Jardín Botánico de Maracaibo. Este espacio abandonado representa hoy en día el único bosque que tiene esta importante metrópolis venezolana, ya que concentra una gran cantidad de arboles en un área mayor a 2 kilómetros cuadrados. Con una extensión de más de 200 hectáreas, más de 3.000 árboles y 1.280 especies de plantas el Jardín Botánico es sin duda alguna una importante referencia forestal del área metropolitana de Maracaibo. Gracias a esto entre los meses de marzo y abril se presenta un espectáculo único en la ciudad que protagonizan los araguaneyes, los curarires y los guamachos que allí se encuentran, es la “Floración de Oro”.

Las_flores_amarillas_del_Jardin_Botanico_1

Durante tres o cuatro días, una vez al año, las flores de estos árboles se caen por su peso y crean una especie de alfombra amarilla que compite con el radiante sol de la zona y es lo que preconiza la primavera venezolana. El gran escritor venezolano Rómulo Gallegos lo bautizo como “La Primavera de Oro de Venezuela”.

Dada la importancia ambiental, ecológica y conservacionista que el Jardín Botánico reviste, ha sido blanco de numerosas investigaciones científicas. Una de estas ha encontrado una especie de marsupial que se creía extinto en estas tierras, además se han encontrado evidencias que en esta zona habitan zorros y otros mamíferos con las mismas características.

Algunos podrán pensar que esta situación es producto de un esfuerzo planificado que dispone de presupuesto y personal calificado, pero se equivocan. Todo esto se genero después de que en 1999 cerrara al publico este importante espacio natural, y que hasta los momentos no hay ningún tipo de planteamiento que lo rescate del abandono en el que está sumergido. Solo investigadores, estudiantes universitarios, grupos ambientalistas y los scouts visitan regularmente este bosque maracaibero, que por supuesto lo hacen sin alterar los distintos ecosistemas que la ausencia del hombre ha creado.

Deterioro_del_Jardin_Botanico_1

Sin lugar a dudas la Fundación Jardín Botánico de Maracaibo, y su director Juan Morillo, han trabajado muy duro para que este espacio no caiga en la desidia total. Tanto así que tienen un excelente programa que busca rescatar la siembra de árboles frutales y forestales nativos del Zulia, sobre todo los que están en peligro de extinción. Este programa se llama *“Arboles por la Vida”* y que ha recibido muy buenas críticas de parte de los expertos, pero por desgracia no tienen una ayuda importante tipo para seguir desarrollándose adecuadamente. Entre las plantas que tienen en su vivero están caoba, cedro,guayacán, ébano, hierba luisa, menta, albahaca, tua-tua, guanábana, Chirimoya, mango, nísperos, tomate de árbol, cacao porcelana, entre otros.

También el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas esta de lleno con el desarrollo del Jardín Botánico de Maracaibo. Esta institución tiene proyectado instalar en este espacio el *Centro de Investigaciones Botánicas y Agroforestales*, que sería un gran impulso para los que desean realizar estudios en estas materias. Además ha apoyado y financiado investigaciones que se han realizado en estos espacios, y que han contribuido a comprender su importancia forestal.

El hombre, directa o indirectamente, es la principal causa de la desaparición de los bosques. Desde que fue cerrado al público, el Jardín Botánico ha crecido y expandido como nunca lo había hecho, tanto así que se ha descubierto nuevas especies de flora y fauna. Aunque muchos abogan por el rescate de este espacio natural, el futuro nos dirá si la reapertura será beneficiosa para el único bosque de urbano del occidente del país.

Rafael Peñaloza |Canal Azul

 

 

 

Información Adicional